Buscar este blog

martes, 13 de diciembre de 2011

ES LA NAVIDAD UNA FIESTA CRISTIANA? Por Hna Noemy


ES LA NAVIDAD UNA FIESTA CRISTIANA? Por Hna Noemy

“Y ENSEÑARAN A MI PUEBLO A HACER DIFERENCIA ENTRE LO SANTO Y LO PROFANO  Y LES ENSEÑARAN A DISCERNIR ENTRE LO LIMPIO Y LO NO LIMPIO”.  Ezequiel  44:23.

Hoy  tenemos a muchos cristianos con sus vidas y hogares llenos de toda clase de cosas impuras, permitiéndole al pecado y al enemigo actuar  de forma  abusiva en contra de ellos.
Pero es hora de ver y hacer una verdadera distinción entre lo bueno y lo malo entre lo santo y lo profano entre lo que es de Dios y lo que es del diablo.

Porque es posible por ignorancia cometer errores y pecados y sufrir después las consecuencias  y que en muchos casos a veces es muy difícil lograr una salida. Siempre se piensa que esto tiene que ver con la moral y los hechos de las personas; pero no solo es eso, sino que también se puede equivocar compartiendo  eventos o fiestas que no son de ninguna edificación. Como la navidad, que todos un día creímos que era una buena fiesta, pero como ya es de conocimiento general que la iglesia del  Señor estuvo en equivoco por mucho tiempo; ahora es propicio reflexionar sobre este tema verdaderamente.

Como cristianos debemos hacernos las siguientes preguntas:
¿Es la navidad realmente una fiesta bíblica?
¿Es una fiesta instituida por Dios?
¿Los apóstoles  y  la iglesia primitiva celebraron la navidad?
¿La actual iglesia de Cristo la debe celebrar?

La verdadera respuesta a todas estas interrogantes de acuerdo a la biblia es,  NO.
Porque Dios es eterno y no cumpleaños, pues no tiene principio ni fin, por lo tanto no tiene edad. El Señor Jesús habiéndose hecho hombre cumplió su tiempo predestinado por su Padre en la tierra, y su tiempo fue de 33 años. Y ese ciclo se acabó, aunque esté vivo en su reino.
Porque la recordación de su nacimiento, tampoco tiene ningún sentido, ya que el mundo no cree en él ni le adoran, por cuanto “el mundo entero está bajo el maligno” Jn 5:19,  ese día de celebración la gente ni se acuerda del  Señor Jesús; y muchos cristianos tampoco, porque la mayoría solo se dedica a comer y beber y hasta bailar sin tener ningún respeto del  supuesto “festejado”, que ni siquiera está presente.
Entonces claramente vemos que si estamos de acuerdo en celebrar esto, dejamos en evidencia  que somos mentirosos, porque esta fiesta no es más que una gran mentira, como lo deja ver la Palabra del Señor ya que no existe fecha para tal conmemoración.

Mateo 2:2 nos dice: …”cuando Jesús nació en  Belén de Judea en días del rey  Herodes”….
Lucas 2:6-7 añade…”aconteció que estando ellos allí se cumplieron los días de su alumbramiento”.
Ambas palabras solo presentan el tiempo, pero no el día, por lo tanto entendemos que el Señor mismo  la obvió, para evitar sin duda la idolatría. Y aún a pesar de eso finalmente los hombres idolatraron su nacimiento.

La fecha 25 de diciembre ¿Cómo surgió??

Antiguamente se celebraba un festival en honor al  dios sol, este ídolo fue venerado casi por todas las civilizaciones, después de nuestro Señor  Jesucristo; la iglesia católica la adoptó y la instituyó como  fiesta religiosa en conmemoración del día del nacimiento de Jesús.
Así el catolicismo logró imponer esta celebración tanto al mundo religioso como al evangélico, haciéndola pasar por una fiesta cristiana. Y aunque por encima pareciera que  es una buena fiesta, sin embargo no lo es, porque  detrás está la idolatría, por tanto es solo una fiesta pagana, que nada tiene que ver la iglesia del Señor.
La Biblia prohíbe cualquier tipo de idolatría, toda celebración pagana y toda amistad con el mundo inconverso.

“Así dijo Jehová: No aprendáis el camino de los gentiles, ni de las señales del cielo tengáis temor, aunque las naciones las teman. Porque las costumbres de los pueblos son vanidad; porque leño del bosque cortaron… con plata y oro lo adornan; con clavos y martillo lo afirman para que no se mueva.” Jeremías 10:2 – 4
 El pueblo judío no acostumbraba a celebrar los cumpleaños; los casos que aparecen en la Biblia eran de los pueblos paganos y extranjeros  y en todos esos incluyendo el cumpleaños del rey Herodes, sucedieron actos pecaminosos y perversos; bailes, orgías, danzas sensuales, borracheras y muertes.(como la decapitación de Juan el Bautista Mateo 14:6-10) El mundo está en una gran ceguera espiritual, no saben que lo que practican los está perjudicando, incluyendo también a los cristianos, que muchas veces copian las modas y costumbres culturales cargadas de idolatría, trayendo el anatema a la casa; como es el caso de esta celebración navideña. No hay ningún mandamiento ni instrucción bíblica dado por el Señor a su pueblo en relación a esta fiesta, por lo tanto no nos corresponde compartir con el mudo pagano esta celebración.

Experiencia vivida con la última navidad.

Hace alrededor de 9 años habiéndome ya convertido al evangelio, estaba todo dispuesto para celebrar como siempre la navidad, junto a mi familia. Esa noche me sentía un tanto extraña, parecía que ya no era igual, no tenía tanto entusiasmo ni tanta concentración en la fiesta. De todas formas ya teníamos todo preparado, faltaba poco para la medianoche (noche buena); el árbol lo teníamos vestido, pero con un leve cambio lo pusimos no cerca de la ventana de calle sino en el interior. En un momento caminando pasé por al lado del árbol, y al pasar sentí algo muy extraño, como que algo salía de ese árbol; entonces el Espíritu del Señor me detuvo, y me hizo volverme, cuando me volví y lo miré vi como que lo cubría una oscuridad y que algo sucio había en el, al instante sentí un rechazo muy grande hacia ese árbol, se me quitó todo el interés por estas cosas, y pude darme cuenta que había sido el Señor que me había revelado toda la verdad sobre esta tremenda idolatría que yo tambien estaba participando por pura ignorancia. En seguida lo conversé con mis hijos y ellos estuvieron totalmente de acuerdo que dejaríamos de celebrar esta famosa fiesta de la navidad definitivamente, porque era evidente que no era la voluntad de Dios.

Ya han pasado los años y hoy siento tristeza y preocupación por las millones de personas y cristianos que aun están engañados por el enemigo creyendo que lo que hacen es correcto y que es de Dios; y así al llegar a estas fiestas gastan una enormidad de dinero en tarjetas, regalos, ropas y comidas par poder celebrar como “Dios manda” como dicen ellos esta fiesta “cristiana”. Y muchos son los que caen en depresión y amarguras por que no tienen todo lo que quisieran para gastar, gastar y gastar con la familia y amigos hasta quedar a veces con grandes deudas y finalmente después de todo sentir en vez de alegría y gozo un vacío y nada más.
Esta fiesta que aparentemente se presenta con un sentido tan angelical y espiritual, no es más que un disfraz de un gran montaje del maligno para embaucar a todo el mundo y llevar así a las almas a la perdición. “No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del padre no está en él, Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre”.I Jn 2:15-17.

Veamos un poco el significado de los adornos de navidad. Descubriremos que todo es superchería, paganismo e idolatría.

El árbol de navidad: esta costumbre fue inventada por los romanos, ellos adornaban los árboles con bolas de colores y frutas, representando la fertilidad. Árbol sagrado del dios Saturno, dios sol celebrando justo el 25 de diciembre.

Estrella: la estrella con cinco puntas se usa como símbolo del satanismo, representa la estrella del oriente.

Las velas: representan el fuego recién nacido de los dioses del sol. Los paganos usan las velas en rituales y ceremonial espiritistas.

Las coronas de adornos: puestas en puertas y ventanas; como son circulares, representan los órganos sexuales femeninos “el círculo de la vida”, asociados con la fertilidad.

Los regalos: simulan los regalos traídos por los reyes del oriente al niño Jesús. También era costumbre de los romanos repartir regalos a los niños en las fiestas del dios Saturno, en el mes de Diciembre.

El viejo pascuero, Santa Claus, Papá Noel o San Nicolás. Tiene su origen en las historias del sacerdote católico San Nicolás, el cual era un sacerdote muy bondadoso y repartió la herencia que le dejaron sus padres a los niños pobres y necesitados.

El Pesebre: simula el nacimiento del niño Jesús en Belén, rodeado de diversos animales. Esta costumbre la instauró el sacerdote católico Francisco de Asís en el año 1223 d.C. Él dispuso que en la Navidad se coloque el pesebre.

Tarjetas de Navidad: Esto fue un invento del inglés Henry Cole, en 1843, para enviar un mensaje de Navidad a sus amigos. Como fue un total éxito en ventas, la costumbre se propagó mundialmente.

¿Qué hay detrás de esta fiesta pagana?

Está llevándose a cabo una gran celebración espiritista de adoración a Lucifer en todo el mundo.
La primera fiesta o celebración espiritista es, la Pascua (Solsticio). Esto se hace el día 23 de diciembre, donde las asambleas satanistas requieren un sacrificio humano, varón o hembra, especialmente de un cristiano, o la prole de un cristiano. Además, tanto los satanistas como las brujas y los brujos celebran las fiestas lunares, que son alrededor de 26 fiestas al año, llamadas “Esbatas”. Generalmente se realiza magia negra (magia malvada) cerca de o en la luna llena y magia blanca para sanidades, hechizos, para los asuntos financieros, empleos, fertilidad. Todas estas celebraciones las terminan con orgías.


La segunda fiesta llamada el Clímax Principal, que se realiza el 24 de diciembre, donde se requieren sacrificios humanos. También varón o hembra de cualquier edad que sean cristianos. En todas estas celebraciones adoran a Lucifer en vivo.

La otra parte de esta celebración espiritista es la invocación al espíritu de la Navidad. 
Este es un ritual espiritista donde la gente cargada de ignorancia y tinieblas, invocan al espíritu de la Navidad, para solicitar su bendición, lo cual no es otra cosa que el espíritu del maligno que sólo engaña y miente a las almas incautas. Para su mayor información, le invitamos a leer todo el artículo sobre esto:

Dios ayude y liberte a muchos cristianos, y limpie sus hogares de todo el anatema traído por esta fiesta pagana, y sean alcanzados por la misericordia de Dios. Amén.