Buscar este blog

viernes, 13 de enero de 2012



“A Abraham tenemos por padre”



Todo ser humano posee una consciencia que le grita sobre sus maldades y esto es un mecanismo ordenado por Dios para que no podamos escapar del juicio universal. Por supuesto que ninguno de nosotros queremos enfrentarnos a la ira que vendrá, cuando Dios  derramara sus terribles juicios sobre los moradores de la tierra, haciéndoles reconocerlo irremediablemente. Hoy muchos de burlan de la promesa del  su advenimiento. ¿”Donde está la promesa de su advenimiento?”. Muchos hombres no creen que llegara el gran día de la ira de Dios sobre los moradores de la tierra. Estos impíos se burlan y aun hablan cosas duras contra Dios. Esta burla y altanería contra la divinidad es tomada en cuenta y será retribuida aquel día:

Judas 1:14 “14. De éstos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán, diciendo: He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares,15. para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él.

LA ACTITUD DE UNA VIBORA RELIGIOSA.



El profeta Juan  se refirió a los maestros religiosos de su tiempo como “generación de víboras”.


¿Qué quiere decir este desagradable apelativo aplicado a los líderes religiosos de su tiempo?  Jesucristo nos explica que el apelativo “víbora” se aplica al hipócrita, al que sabe que está mal, pero finge que está bien:

Mateo 23:23. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello.
24. ¡Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello!
25. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia.
26. ¡Fariseo ciego! Limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera sea limpio.
27. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia.
28. Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad.
29. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque edificáis los sepulcros de los profetas, y adornáis los monumentos de los justos,
30. y decís: Si hubiésemos vivido en los días de nuestros padres, no hubiéramos sido sus cómplices en la sangre de los profetas.
31. Así que dais testimonio contra vosotros mismos, de que sois hijos de aquellos que mataron a los profetas.
32. ¡Vosotros también llenad la medida de vuestros padres!
33. ¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?


Cualquier víbora HUYE del fuego…y  los líderes religiosos del tiempo de Jesús querían evitar el fuego o la ira de Dios, pero eran incapaces, porque eran víboras:

¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?


Es decir, no podían escapar del juicio sencillamente a causa de su condición: porque no dejaban la hipocresía. ¿”Como escapareis si son tan hipócritas?...un hipócrita no puede escapar del juicio de Dios, porque solamente hay una vía para escapar: Arrepentirnos de nuestros pecados y actitudes malas.

 Ellos se jactaban y confiaban en su abolengo. “Abraham es nuestro Padre”. Pero esta paternidad no les salva…

“Ustedes dicen somos hijos de Abraham…y me quieren matar. ¡!!Hipócritas, son hijos del Diablo y sus deseos quieren hacer!!!


Un hipócrita no puede escapar del juicio, sencillamente porque no quiere humillarse ni arrepentirse, aunque sí quiere escapar del juicio de Dios,pero no puede porque vive  a su antojo y  se confía en su posición  o su abolengo.


 La única vía de escape para un líder espiritual hipócrita es  dejar de ser una víbora, es decir, poner los pies sobre el suelo y reconocer su condición pecaminosa. La solución es caminar humillado delante de Dios, haciendo las obras de un hijo de Dios, a saber, justicia, misericordia, perdón. 
( Miqueas 6:8).

 Cualquier víbora huye del fuego, pero no por esto deja de ser una víbora. El mensaje pues del profeta a los líderes religiosos encumbrados y cegados por las glorias humanas es este:

 

“¿Quieren huir de veras? Haced pues frutos dignos de arrepentimiento, y dejen de confiar en su abolengo, templos, éxito o fama. Amigo mío, si tu eres un líder espiritual no te confíes en tus logros, éxito, fama, potencia económica, tu gran iglesia u organización, tu "mesianismo" religioso,tu membresia a una iglesia, etc...


Exequiel 33:11 “Diles: Vivo yo, dice Jehová el Señor, que no quiero la muerte del impío, sino que se vuelva el impío de su camino, y que viva. Volveos, volveos de vuestros malos caminos; ¿por qué moriréis, oh casa de Israel?


La única forma de escapar de la ira que vendrá es arrepentirnos de nuestros malos caminos y caminar humillados delante de Dios, y sencillos delante de nuestros hermanos. La buena noticia es esta: Podemos arrepentirnos  hoy mismo.


Si tú eres un líder religioso y estas en pecado, hoy mismo puedes dar marcha atrás, abandonar ese pecado y venir humillado a Dios, el cual será amplio en perdonar. Aun podemos arrepentirnos  y dar esos frutos dignos de arrepentimiento, únicamente porque Dios es grande y bueno,  y para siempre es su misericordia. No desaprovechemos este día.

hombredfe