Buscar este blog

sábado, 27 de julio de 2013

Gran rabino de Israel cesa temporalmente

Gran rabino de Israel cesa temporalmente por sospechas de corrupción

Yona Metzger en una foto de del pasado verano. | Efe
Yona Metzger en una foto de del pasado verano. | Efe
Yona Metzger, el gran rabino ashkenazí (origen centroeuropeo) de Israel ha anunciado la suspensión temporal de sus funciones en los Tribunales Rabínicos y como presidente del Consejo Rabínico del país "hasta el término de la investigación policial". Se trata de una medida casi obligada tras ser interrogado y puesto cinco días bajo arresto domiciliario por supuestos delitos de corrupción. Aunque no sea una dimisión formal, la suspensión de dichas funciones deja su cargo sin contenido alguno.
La Unidad de Anticorrupción de la Policía sospecha que él y tres personas más están involucrados en soborno, blanqueo de dinero, fraude y abuso de confianza. "Está en un buen lio, tenemos muchas pruebas contra él", dice una fuente policial a ELMUNDO.ES.
"El rabino Metzger ha creído que lo más correcto a nivel público es suspender sus funciones hasta que la policía finalice su trabajo. En cualquier caso, mi cliente defiende su inocencia, niega todas las acusaciones y espera que la investigación acabe pronto", ha comunicado su abogado, David Libai.
Metzger, que comunicó su decisión a la ministra de Justicia, Tzipi Livni y el titular de los Asuntos Religiosos, Naftali Bennett, denuncia una campaña personal y mediática contra su figura desde hace años.
La investigación secreta que la Policía llevaba a cabo en los últimos meses desembocó -previa autorización del fiscal general y asesor legal del Gobierno, Yehuda Weinstein- en un registro en su casa y oficina el pasado jueves. Los agentes confiscaron numerosos documentos y ordenadores del rabino al que interrogaron durante diez horas. Finalmente, se decretaron cinco días de arresto domiciliario y la prohibición de viajar al extranjero.
El sistema empleado por era supuestamente el siguiente: personas le solicitan una recomendación, gestión o ayuda; Metzger accede y a cambio les pide una donación para una asociación o fundación de caridad; éstas reciben la suma y le dan una parte importante (cerca del 50%); para blanquear el dinero, Metzger compra casas a nombre de sus allegados.

Abuso de confianza

Los dos directores de las asociaciones investigadas están arrestados. El tercer detenido es su ayudante y chófer, Haim Eizenstat, responsable de la transferencia del dinero que podría alcanzar cientos de miles de dólares. Junto a su fama de sociable, abierto y moderado en lo que se refiere a temas religiosos, Metzger es conocido también por varios escándalos que han salpicado su mandato iniciado en el 2003 y que finaliza en poco tiempo.
En el 2005, la Policía aconsejó llevarle a los tribunales al sospechar que cometió abuso de confianza al recibir un descuento significativo para pasar una semana en un lujoso hotel de Jerusalén. El fiscal del Estado cerró el caso por falta de pruebas consistentes aunque criticó duramente su actuación, le acusó de "mentiroso" y exigió su dimisión. No lo hizo.
En el 2011, una fundación benéfica le acusó de haberse quedado la mitad de los 90.000 shékels (18.750 euros) que había conseguido de un donante. Una denuncia que el rabino negó.
Sus numerosos críticos afirman que debía haber dimitido hace mucho tiempo no sólo por los supuestos casos de corrupción sino por su estilo de vida muy aficionado a los hoteles de lujo y vuelos en primera clase.
El gran rabino ashkenazi y el gran rabino sefardí (Shlomo Amar) son los dos encargados de los aspectos administrativos legales en la siempre delicada relación Estado de Israel-religión. A nivel de conocimientos e interpretaciones de la Torá, sin embargo, no son las máximas autoridades.
"La suspensión temporal del rabino Metzger es la medida correcta y acertada de acuerdo a las circunstancias. Es una decisión importante aunque le quede poco tiempo para finalizar su mandato", afirma Livni en un país que no sabe si sorprenderse y/o enfadarse de que la lacra de la corrupción afecte también a uno de los dos veteranos inquilinos del Gran Rabinato.

No hay comentarios: